Sitio de Jorge Horacio Richino

 

Tu morada vacía




Como el cántaro
a la fuente fui,
una, dos, tres
y mil veces.

Como el torrente
de un río te seguí,
para llegar al aluvión
que dejara fluir mis aguas.

Como el viento silencioso
te busqué,
para frenar mis impulsos
de correr a toda prisa.

Como el fuego ardiente
me encendí,
para recordar el calor
que alguna vez tu cuerpo me ofreciera.

Y me até a un pasado
sin regreso,
solamente para recrear
lo que nunca más sería.

Y aún sabiendo que
no se puede vivir en fantasía,
insistí siempre en volver
a transponer la puerta de tu morada ya vacía.

 


Autor: Jorge Horacio Richino - Buenos
Aires 23 de agosto de 2007 - Todos los
derechos reservados.
 



Poema publicado simultaneamente en:


http://elangel.blogcindario.com
http://citylove.blogcindario.com
http://todosirve.blogcindario.com
http://huellaspoeticas.blogspot.com